955 040 000 - 635 417 555 - 654 599 961 atrece@atrece.es
Seleccionar página

Inspección Técnica de Edificios

Inicio / Servicios / ITE

Mediante la Inspección Técnica de Edificaciones, ITE, se establece la obligación para los propietarios de construcciones y edificaciones, con independencia de su uso o destino, de efectuar una inspección periódica dirigida a determinar el estado de conservación de las mismas y el cumplimiento del deber de conservación.

 El informe de ITE debe realizarse conforme al modelo aprobado y hacer referencia necesariamente al estado de los siguientes aspectos de la edificación o construcción:

– Cimentación y estructura.
– Fachadas y medianeras.
– Estanqueidad e instalaciones generales.
– Otras condiciones de seguridad, salubridad y ornato que afectan a las condiciones de habitabilidad y uso efectivo.

 El propietario:

– Deberá encargar a un técnico competente, designado por él mismo, la expedición del informe de ITE. Los Colegios Oficiales correspondientes disponen de relaciones de profesionales a los que los propietarios podrán dirigirse.

– Deberá facilitar al técnico redactor del informe la visita de inspección así como las actuaciones necesarias a fin de que dicho técnico pueda determinar el estado del edificio y si son necesarias obras en el inmueble en orden a garantizar las condiciones de seguridad, salubridad y ornato público. Así como facilitar datos que pueda necesitar el técnico para cumplimentar la Ficha Técnica que forma parte del informe de ITE.

Inspección Técnica de Edificios

¿Tiene dudas?

Visite nuestra sección de preguntas frecuentes

FAQ’s ITE

Nuestro valor añadido


Ofrecemos un servicio personalizado de asesoramiento al propietario o comunidad de propietarios. Le orientamos, aconsejamos y guiamos durante todo el proceso de presentación del Informe ITE. En nuestro informe quedan reflejadas las deficiencias detectadas (si las hubiere), las medidas correctoras en su caso, y las medidas preventivas de mantenimiento periódico de cada uno de los elementos analizados, consiguiendo así que las condiciones de habitabilidad idóneas se prolonguen en el tiempo